La Audiencia Provincial de Cáceres confirma que procede reintegrar los gastos de formalización de las hipotecas

La Audiencia Provincial de Cáceres, en Sentencia dictada el pasado 13 de septiembre, ha confirmado la del Juzgado de Primera Instancia nº 4 de Cáceres que fue recurrida en Apelación por LIBERBANK y declaraba nula la cláusula del contrato de préstamo hipotecario que imponía que el prestatario (consumidor) habría de hacer frente a todos los gastos derivados del mismo (Notaría, Registro, Hacienda).
 
El supuesto hecho, defendido por los servicios jurídicos de ALBROKSA, consiste en la obtención de la declaración de nulidad del contrato de préstamo en virtud de la cual se imputa al prestatario todos los gastos relativos a la constitución del mismo y condena a la entidad Financiera a reintegrar a su cliente los gastos satisfechos por éste en concepto de Notaría, Registro y Hacienda (IAJD).
 
Con el Fallo dictado por la Audiencia Provincial de Cáceres, acogiendo la doctrina del TJUE en materia de consumidores y los argumentos expuestos por la asesoría jurídica de ALBROKSA en su demanda, se condena a LIBERBANK a abonar al prestatario la cantidad de 3.850,12 €, más los intereses legales y las costas del procedimiento.
 
Este Fallo es de suma importancia ya que fija el criterio que respecto a la cláusula de gastos posee la Audiencia Provincial de Cáceres, lo que vincula a los Juzgados de rango inferior, entre ellos el recientemente creado para el conocimiento de este tipo de cláusulas.
 

No es la primera Sentencia favorable que en esta materia obtienen los servicios jurídicos de ALBROKSA a quienes les han estimado íntegramente todas las demandas que en esta materia han formulado no sólo en Juzgados de Cáceres sino, también, de otras provincias.
 
La Audiencia Provincial reitera la declaración de nulidad, por abusiva, de la cláusula que impone todos los gastos a la parte prestataria y condena a reintegrar al prestatario todas las cantidades que el mismo haya satisfecho con ocasión del formalización del préstamo con garantía hipotecaria.
 
Este Fallo es realmente trascendente porque no sólo afecta a LIBERBANK sino que esta cláusula, en igual o términos análogos, se inserta en la práctica totalidad de los contratos de préstamo de todas las entidades financieras, y por tanto, siguiendo los argumentos de la Sentencia recientemente dictada por la A. P. de Cáceres, son nulas.
 
Son múltiples las demandas que en esta materia ya ha formulado el área legal de ALBROKSA, siendo el importe medio de la reclamación planteada de en torno a 3.000 €. Al margen de ello, desde los servicios jurídicos se siguen obteniendo sentencias declarando la nulidad de diversas cláusulas de contratos bancarios: suelo, intereses de demora, reclamación de posiciones deudoras…